Inspopost.- Bombers

La original que todo treinteañero que se preste tiene en la memoria era negra con el forro naranja.

La Bomber volvió este invierno pasado a lo remake de los ’90 y parece que ha decidido ir transformándose para quedarse con nosotros alguna temporada más.
Mismo patronaje pero mucho menos acolchadas o directamente sin acolchado es la propuesta que las marcas de moda lowcost lanzan como “esa prenda de entretiempo que te ayuda a soportar el fresco tontorrón de las noches de Septiembre con estilo casual y cómodo”.
Las hay de satén con bordados en la espalda, lisas con apliques en cuero e incluso con goma en cintura y puños al más puro estilo deportista (rayadas en blanco, azul y rojo) y sus posibilidades de combinación van desde el vaquero pasando por los culottes con zapato de tacón para acabar con falda plisada y deportivas.

Yo me hice con la mía dos días antes de que el tiempo cambiase y entráramos de lleno en un verano en el que se puede hacer un asado argentino con sólo salir al descansillo de casa porque tengo un ojo clínico para no acertar en absoluto el devenir climatológico… pero no importa: ahí está esperando hacer su aparición estelar. Es verde militar con las gomas en negro y las cremalleras en dorado y fue mía por un precio de risa gracias a Pimkie.

Estas rebajas las satinadas en rosa con mangas blancas y aves del paraiso bordadas en la espalda, se han quedado en el más que ridículo precio de 10euros en tiendas como Stradivarius y yo no me he hecho con una porque soy así de guay (ole, bravo, que me aplaudan la cara).

Con tanto donde elegir, resulta que la verdadera pregunta es al final  ¿cuántas de nosotras hemos sucumbido ya y cuántas lo haremos a esta prenda que parecía de temporada?

Se admiten apuestas.

 8aba8239e9b3517efc99202a93ad9bf9 9a6ae49ad914c5c1520146d40cfbbee6 9a7dafac7f1f66bfde029f6125a1dee7 8798cdc9fe17a5f8af3621415214ee52 a8b515833c5bfde1d788e8fc0fa385f8 a9a5edff7a09a069a9b800c1c15a96ef aa6b39540057e70292f2aea4b9d18426 ae1a62c0ba00a7f3add8bba1be322b08 da4def1d2b6e1bb9fda8005294b48ad90b2e1a83f953d4af112f3d74fb2cd483 dcfd3d07874254f2ee9fd91cbe344819

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

8 Replies to “Inspopost.- Bombers”

  1. Me parece que tengo el 90% de las fotos en mi tablero de Pinterest, jajaja como nos gustan! Yo te cuento que ya tengo 3!!!! y como pille una negra mmm serán 4 :S
    Por cierto, la última la tengo es preciosísima y con un tacto tan molón que te la quieres poner aunque hagan 40º!!! jeje

    besazos!

    1. Pero te aconsejo así de primeras que seas fuerte a tus ganas irrefrenables de ponértela por aquello de seguir teniendo a mi amiga entre nosotros 🙂
      ¡Son muy chulas Rosa!

  2. Yo tengo unas cuantas en mi armario…jajaja Me encantan las más originales. De tu selección de fotos me quedo con la segunda y con las dos que lleva la bloggera Mary Seng de Happilygrey. Me he cansado un poco de las satinadas con motivos orientales, que son las que más han plagado las tiendas.

    http://www.emerjadesign.com

    1. Veo que la bomberitis es una enfermedad extendida entre unas cuantas por aquí.
      ¿Cómo hemos estado tantos años sin volver a ellas con lo cómodas que son? y aún tengo otra pregunta ¿qué carajo nos hemos puesto estos últimos 20 años?
      ¡Un besazo!

  3. ¡Ay dios esa de color rosa con el pajaro en la espalda!
    Yo todavía no he caído y mira que me fascinan, pero de este invierno no pasa. Eso sí, será acolchado si o si porque soy muy friolera xD

    Un beso y te invito a pasarte.
    http://lectoraalamoda.blogspot.com/

    1. Esa justamente es de Stradivarius e igual todavía la pillas rebajada. No te lo pienses que es una pasada y seguro que en Septiembre esa manguita tonta te hace papel Jen.
      Besos!

  4. Muy bonitas todas, yo aun no me hice con ninguna
    Besos y feliz finde

  5. […] vuelve  en este momento recuerdo de los ’90 que estamos teniendo desde que aparecieron las bombers de nuevo en nuestras vidas y se trajeron consigo los chokers y mis grandes dudas personales, […]

Deja un comentario