My Wish List

wishlistlogo

Pasan los años, maduras, los ojos se acostumbran a mirar de una forma diferente y la vida te planta delante experiencias y circunstancias que no te esperas que sucedan. Poco a poco te reafirmas en la creencia que arrastras desde hace tiempo y que te dice que, lo que realmente deseas en esta vida, es poder ofrecerles a los que tiene a tu lado todo aquello que necesiten para vivir bien. Entiendes, entre otras muchas cosas, que los giros la mayoría de veces son inesperados y bruscos y que son unos pocos, tus pocos, los que te ayudan a mantener la estabilidad cuando estás en plenas vueltas. Con alegría y responsabilidad captas que supones lo mismo para ellos.

Llegan fechas señaladas de recogimiento familiar y si tienes la suerte de tener una familia a la que querer siempre regresar o la suerte que no tuviste con ello la estás trabajando formando una nueva a elección, entenderás que igual no compartes el espíritu consumista, que igual no crees en la explicación religiosa de estas celebraciones pero que la esencia está ahí día a día y que ¡que narices! si hay ocasión para felicitarse, darse las gracias, hacerles saber que se les tiene siempre presentes ¿Qué hay de malo en demostrarlo?

Los blogs se llenan estas fechas de listas de deseos en los que se dan pistas sobre qué regalar o que te regalen. Muchas veces he oído comentarios en los que se tilda a estas wishlist de superficiales, fomentar una actitud equivocada que pervierte el momento y la celebración. Material, inmaterial … ¿Sinceramente? yo a los que quiero les estaría regalando todos los días.

El año pasado recibí un paquete de Javi y Lola. Me regalaron porque sí una alfombrilla de ordenador y un vale por un piscolabis en su casa. No tenían por qué hacerlo pero desde el año pasado, todos los días del año, veo una cosa bonita comprada por gente bonita demostrando lo bonito que sienten por mí. Ahora que venga alguien y me diga que lo material es un bluff.

Así queridas y queridos, seguramente si entráis en este blog las próximas semanas y veréis alguna que otra lista por aquí. Algunas cosas me harían ilusión, otras sé a quién le harían, unas podré regalarlas, otras no y lo mismo a la inversa porque la cosa está como está e igual no da pa’más pero os tengo presentes.

Porque hay momentos en los que veo cosas bonitas y me acuerdo de los bonitos que tengo al rededor.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

6 Replies to “My Wish List”

  1. me gusta tu wish list, es cierto que cualquier día es bueno para regalar y más para regalar a los que más quieres o aprecias.
    Pero imagino que la navidad es el tiempo de descanso, de recogerse con los que quieres, de celebrar la unión, la amistad incluso la soledad. El día a día, el ritmo vertiginoso de vida que llevamos, hace que nos olvidemos de los pequeños detalles, y en navidad aprovechamos para “compensar” esos olvidos que hemos tenido durante el año, la falta de tiempo, y el espíritu navideño, las campanitas y el complejo de elfo nos invade.
    ah! en navidad regala, y regálate!
    muak!

    1. En eso también tienes razón Marisa. A veces durante el año olvidamos o posponemos esos detalles.
      ¡Un beso y gracias por pasarte y comentar!

  2. Muy bonito Guiller, hay a quien la Navidad le duele más que le alegra, pero es cierto que existe ese no se qué que hace que queramos estar más que nunca con los nuestros. Espero que tengamos la suerte de tener una feliz navidad! Besos!

    1. A mí por ejemplo. La Navidad tiene un punto de nostalgia que es difícil quitarse de encima. Las reuniones familiares nos recuerdan a aquellos que ya no están con nosotros pero también nos dan la posibilidad de tener momentos de unión. A veces es muy difícil focalizar y evitar un poco la irremediable pena, eso es así pero la posibilidad de sentirnos aocmpañados es también muy importante. Un besazo Rosa!

  3. A mí me gusta mucho la Navidad, esas reuniones familiares, ese buen rollo que invade todo, soy así de pava. Y aunque pueda parecer muy material, es verdad que al menos por mi parte es más la ilusión de regalar y que te regalen, el detalle, el sentirse querido…me ha encantado tu reflexión. Un abrazo guapa, espero que estas Navidades nos podamos juntar y celebrar toooodo lo bueno que nos espera el próximo año. 🙂

    1. Y las luces Carmina, no olvides la luces que el derroche lumínico aunque es una exageración pues da vidilla.
      Yo también espero que podamos vernos y darnos un besazo antes de cambiar el año rubia!

Deja un comentario